Help!

Llevo 20 días de crisis absoluta. Nada me sale como quiero, no me puedo concentrar en lo que hago, las ideas no aparecen y el tiempo apremia. Tengo cosas que hacer, un viaje que organizar, una tesis que terminar, pero no tengo ganas. El quiero pero no quiero sigue vigente y me pone loca.
Y todo el mundo me pide que me tranquilice, que deje que las cosas fluyan, que todo va a volver a la normalidad... pero no puedo. Intento y no me sale.
Y yo se que las personas que me bancan día a día le ponen onda, e intentan ayudarme, y me escuchan hasta el hartazgo sin quejarse.
Pero también sé, que pese a la buena onda de los que me quieren, estas cosas las tengo que resolver sola, o al menos superarlas de ese modo, lo que no se es ¿cómo?. O si sé, pero no depende de mi!
¿Puede ser que un hecho (que no es taaaan grave) desequilibre casi toda la existencia de una persona? ¿O soy yo la débil?
¿Alguien tiene alguna idea?

  1. A mi me pasa... lo que no puedo asegurarte es si soy débil o no! Unos hechos me desestabiliza y otros me dan una fuerza que me asombra y así voy.

    No hace mucho pasé por un momento que me suena similar al que contás. Justo terminando mi carrera y con pilas de trabajos y cosas pendientes. Alguien me dijo: si llegaste hasta acá, vas a saber cómo seguir.

    Parece una pavada pero lo pensé fuerte un rato y encontré la vuelta. Ojalá te pase!

    Beso!

  1. Los detalles pueden ser catástrofes y las catástrofes volverse detalles...Todo depende de cómo nos encuentren paradas...

Publicar un comentario

¿Cuál es tu veredicto?