Bendito lunes

¿Hay peor manera de empezar un lunes que con plomeros poniendo tu casa patas para arriba? Efectivamente creo que no, pero una vez más optaré por ver el vaso medio lleno. Pensaré en lo reconfortante que va a ser no escuchar el agua correr permanentemente, una vez que haya terminado de limpiar y poner en orden el hogar.



Publicar un comentario

¿Cuál es tu veredicto?