Derecho de piso

Como sabrán, hace mas o menos un mes, empecé a trabajar en una agencia de comunicación en dónde había trabajado en agosto, reemplazando a una amiga. La verdad que estoy muy feliz no sólo porque mis compañeros son un amor y mis jefes son unos genios, sino también porque trabajo de lo que me gusta, en un lugar agradable, puedo aprender y también tomar decisiones y desarrollar mis habilidades (¿?). A pesar de que el sueldo es bastante bajo, me siento afortunada de obtener una paga que me permita bancarme los gastos y aportar algo en casa, que me libere del hecho de pedir plata cuando quiero viajar o ir a alguna parte, y claro, que me haga sentir valiosa.

Más allá de que me siento muy cómoda en mi puesto y en la agencia, a veces creo que todo el tiempo me están evaluando y tengo terror de meter la pata. Pero ese terror es más una cuestión personal, porque sé con seguridad que si me equivoco en algo no va a pasar nada grave. Será un reto y ya. Por suerte, mi jefe es un tipo joven y no sólo es absolutamente comprensivo, sino que también es consciente de que, a veces, uno aprende a los golpes.

Asique, como decía, el miedo a la equivocación viene porque soy autoexigente hasta el límite y porque después de tanto luchar y esperar para conseguir un trabajo “de lo mío” tengo pánico de perderlo.

Más allá de eso, estuve pensando y supongo que esa autoexigencia se sustenta en el hecho de que soy primera hija, nieta y sobrina; en que desde que tengo uso de razón, y a los ojos de los que me quieren, soy perfecta, inteligente, capaz y tantas otras cosas. Y claro, toda esa expectativa y esos elogios no son gratuitos. Al contrario de lo que mucha gente piensa, es una presión grande que, por mas que no haya sido premeditada, tiene consecuencias como la autoexigencia, la frustracion, el miedo a cometer errores, a decepcionar a los demás, etc.

Obviamente, tengo todas estas cuestiones identificadas y siempre que me percato de que estoy siendo demasiado dura conmigo misma trato de aflojar. El problema es que no siempre lo logro y eso, no sólo me hace mal, sino que me pone loca.

Y entonces pienso, ¿porqué tendremos que cargar con esta mochila los primogénitos? ¿Por qué, a veces, el derecho de piso es tán caro? ¿Cómo puede ser que las expectativas de los demás nos formen el carácter y nos hagan actuar como actuamos? ¿En algún momento dejaremos de pagar esas consecuencias?

A ustedes, ¿les pasa o les pasó alguna vez esto? ¿Cómo lo manejan? ¿Sienten que están pagando derecho de piso por algo?

  1. Todos pagamos "derecho de piso".
    El noviciado laboral, viene con la alegría de sentir que cumplimos con una meta que tanto nos costó llegar (miles de horas de estudio) y sentimos la ansiedad del que quiere mostrar lo mejor que tiene y no quiere desentonar.
    Con el tiempo, iremos acumulando horas de vuelo y nos llegarán nuevos noviciados que pagar. El primer nombramiento, nuestro primer aumento, el primer ascenso, nuestro primer asistente, nuestra primera propuesta de otra empresa, nuestro primer nuevo trabajo, y así de a poco caminaremos por la vida profesional, hasta que un día nos daremos cuenta de que ya no tenemos al jefe comprensivo que nos da una mano en los problemas, lo que ahora tenemos son novatos principiantes a quienes tendremos que ayudar.
    Hoy eres un lindo polluelito que esta saliendo del cascarón y todo lo ve grande y nuevo. No te llenes de ansiedad. Te buscaron no por tu experiencia sino por tu potencial.
    ¡Bienvenida al mundo productivo laboral!
    Que nunca pierdas esa alegría y ese deseo de hacer las cosas bien, todos fuimos noveles alguna vez y sentimos los mismos nervios del debutante que hoy tú estás sintiendo. Esa ansiedad por no desentonar se irá perdiendo a medida de que la experiencia automatice tus reflejos y te sueltes a plenitud.
    Nadie nace sabiendo, pero si hay quienes nacen con aptitudes y condiciones y una de esas personas eres tú.
    No te deseo suerte, porque la suerte tiene mucho que ver con el azar. Te deseo éxitos, porque ellos son la lógica consecuencia de tu capacidad, de tu aptitud y de tu inteligencia.
    ¡Saludos!

  1. Juan Carlos! Gracias por tus palabras. No sabes lo justas y lo bien que me vienen en este momento. Entiendo que todo el tiempo estaremos teniendo primeras veces y siempre tendremos que pagar derechos de piso pero supongo que con la experiencia uno se irá curtiendo y los considerará algo anecdótico.

    BESO y GRACIAS de nuevo!

  1. Coo, si, te entiendo como primera hija y primera nieta y sobrina, estoy en la tuya! Yo creo q siempre del primero se espera "un poco mas". Nosotros somos los q vamos a ir cortando las lianas para dejarle el paso a nuestros hermanos menores. Creo q para los primogenitos el esfuerzo siempre va a ser doble.. pero el aplauso va a ser doble tmb..

    un besooo

  1. Sole!Que bueno que estés en la misma! Coincido en esto de que si bien el esfuerzo es doble los aplausos también. Es más, lo tengo tan claro que muchas veces hago uso y abuso de mi "lugar" en el mundo familiar!

    Beso

  1. Bueno, la verdad que creo que todos tenemos que pagar un derecho de piso, sobre todo en el trabajo. Hay quienes lo hacen con mas fortaleza, y otros que no, quienes se exigen mucho mas y otros que lo hacen con un poco mas de relajación... Pero sigue siendo complicado! Los primeros pasos siempre son los más difíciles. En mi caso, los primeros pasos siempre me paralizaron, antes de hacer las cosas mal, prefería no hacerlas, pero ¿como sabía que las iba a hacer mal? Me hice toda una sesión! Y yo también Co fui primera en la family, y si, o terminas siendo medio malcriada o insegura! jajaja
    Besotes enormes!

  1. Lulú! Yo creo que soy bastante malcriada y un poco insegura. Bah, sólo con ciertas cuestiones. Pero bue....que le va a hacer!

    Besos!

  1. ay Coooooooooooooooo!!!!!!!!!! nena vos y yo nos parecemos de-ma-sia-do!!!!! me pasa igual, no sabe COMO te entiendo!!! yo también soy la 1ra hija, nieta, sobrina, todo...

  1. Jajaja, lo sospeché desde un principio Viole!

  1. Sí, definitivamente, sí.

    Yo también soy primer hijo, nieto y sobrino.

    Yo también he cargado mucho tiempo con el teórico deber de realizar los sueños que otros antes que yo no pudieron cumplir.

    Sin embargo tú pareces llevarlo bien, y en mi caso no fue así, en mi caso tanta presión y tanto dirigismo de mi vida por parte de mis parientes mayores acabó por agobiarme y ser un detonante de las causas que me llevaron a mandarlo todo a tomar viento.

    Sé que, ahora mismo, mis parientes no están precisamente orgullosos de mí, de lo que hago, y mucho menos de cómo soy. Pero mira, yo sí estoy mejor ahora que antes, así que al que no le guste, que no mire...

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  1. entiendo lo que mencionas, porque mi hijo mayor me reprocha que por ser el 1º fue así, como lo describis. como que tiene que ser perfecto, el mejor, sacar todo 10 y no decepcionar a nadie....jajajjajajaja
    creo, de todos modos, que como los ojos se pusieron siempre en los primeros, tienen que lidiar con ese karma de por vida.
    relajate...todo estará bien, bonita!!!
    buen finde y kisses

  1. Janton, creo que lo importante es que vos te sientas bien con tu forma de ser y con lo que haces. Los demàs son de palo, si no pueden compartir tu felicidad (aun no coincidiendo on tu forma de vida) que se vayan al diablo!

    Moni, seguro todo va a seguir bien. En estos 25 años he aprendido a lidiar con eso de algún modo, pero a veces descubro que ciertas cuestiones de mi carácter están ligadas al karma de ser el que rompió el hielo en la familia!

    Besos a ambos!

  1. yo no soy la primera, de hecho... soy la última! jajajajaja

    pero claro, en mi cabeza mis hermanos siempre fueron magníficos e insuperables. eso por un lado me metió mucha presión (mucha) hasta que un día, ni sé cómo, terminó resultándome liberador. no sé cuándo fue pero hubo un instante (hace poco, te diré) en que dejé de rendir exámen todo el tiempo...

    ahora que lo pienso, creo que fue cuando me afiancé en mi laburo (es decir, en algo que no tiene que ver con la flia :P)

    en conclusión? metele que son pastele, siempre nos vamos a equivocar en algo, aprendamos de todo lo más posible... y, como diría r: dale, nena, que son dos días ;)

  1. Co!!!Hay muchas news!!!
    Después date una vuelta :)


    Besos genia!

Publicar un comentario

¿Cuál es tu veredicto?