Love at first sight

Resulta ser que a G. lo conocí un día caluroso de fines del 2005. Yo había ido a visitar a  F.A  al, que un tiempo después, sería mi edificio y ahí lo vi. Fué amor a primera vista. Salió con un buzo verde con capucha (puesta)  y pantalones de basket, pasó por el frente nuestro y entró al kiosco. Inmediatamente después le pregunté a mi amiga quién era ese chico, le dije que me hacía acordar a R. y que me parecía lindo.
Días después de ese episodio fué el cumple de F.A y ahí estaba él. Volví a preguntar cómo se llamaba, de dónde era y demás y claro, decidí que definitivamente me gustaba. La cuestión es que terminó el año, cada uno se fué a su casa, volvimos de las vacaciones y me lo crucé en un par de oportunidades pero no nos saludábamos ni nada por el estilo.
En julio de 2006, sin quererlo,  me mudo al edificio de F.A y de G,  con lo cual nos convertimos en vecinos! Nos cruzábamos en el ascensor, en el hall de entrada y en el kiosco y nos saludábamos con un tímido hola. En ese momento nadie tenía internet en el departamento asique íbamos a un cyber que estaba a la vuelta de nuestra casa. Un día, voy con F.A y él estaba. En una de esas F.A me dice: te paso el mail. Agregalo. Yo le decía: estas loca! Ni en pedo lo agrego! Ante mi negativa, ¿que hizo mi queridísima amiga? Le dió mi dirección de correo y él si me agrego. Desde ese día empezamos a chatear siempre. Era como si nos conociéramos de toda la vida. Nos pasábamos horas charlando cibernéticamente y lo más cómico era que íbamos al mismo cyber y muchas veces estábamos sentados a dos máquinas de distancia, pero personalmente casi que ni nos dirigíamos la palabra.
Así fueron pasando los días hasta que llegó el 18 de agosto. Ese día la hermana de F.A me pide que la acompañe al ciber porque quería mandarle un mail al novio. Como yo estaba al vicio la acompañé y de paso me conecté. En una se esas lo veo a entrar a G. Se conecta, chateamos y me pregunta que íbamos a hacer a la noche. Le cuento que teníamos planeado juntarnos con las chicas y que después veíamos adónde salíamos. Su respuesta fué: nosotros nos juntamos con los pibes, ¿quieren venir?.
No se imaginan la emoción que tenía yo!!! Cuando la hermana de F.A terminó, nos fuimos e inmediatamente les comuniqué la invitación. Después de deliberar un rato decidimos subir, asique yo estaba feliz. Mi intuición me decía que debíamos concurrir y claro, no falló.

  1. ooohhhh!!!!!

    me atacó la extrañadera.

    - edificios de estudiantes.
    - subir al depto de los chicos.
    - hacerle pata a alguna amiga.
    - tener a mis amigas tan cerca!!!!!!!

    y, especialmente, tener tanto tiempo disponible o administrable para empezar historias de amor! jajajjaja

  1. Cafecita! Si!!! Que lindas épocas! Yo también las extraño ya que en el edificio donde vivo ahora casi no hay jóvenes y los que hay no los conozco. En ése eramos una gran familia! :)

    Besos!!

    Pd: andaba desaparecida, eh! La extrañaba ya!

Publicar un comentario

¿Cuál es tu veredicto?