Stolen

El martes me robaron la cartera. Obviamente esto no es ninguna novedad teniendo en cuenta como está el tema seguridad (bah, inseguridad) en este país. El tema es que me la robaron adentro del gimnasio. Estaba yo, muy entusiasmada haciendo bicicleta y alguna ladrona se la llevó en un interín de 15 minutos. Cuando me voy a mudar a la cinta, voy hacia donde estaban mis cosas a buscar el celular y los auriculares y plaf! No estaba la cartera. No se imaginan la indignación que sentí. Porque yo pago para ir ahí, así como el resto de la gente, y se supone que debe ser un lugar seguro.
La cuestión es que bajo a reclamar en la recepción y me dicen que no se hacen cargo de esas cosas. ¿Esas cosas? HDP! No es que se me perdió! Alguien lo sacó de donde estaba.
Durante los 10 minutos siguientes  busque por todos lados, pregunté y nadie sabía nada. Me fuí resignada y apurada a lo de Peco para dar de baja celular y tarjetas. Por suerte dinero tenía poco, pero el mayor dolor eran las cosas que tenían valor afectivo más que lo material.
 Al principio no lo podía creer. No sólo por el echo de que alguien vaya a robar en lugar de hacer gimnasia y otro poco porque mis cosas (la mochila y la cartera) estaban adonde las dejo siempre y donde todo el mundo deja sus pertenencias cuando no hay lokers disponibles. Estaban ahí, a la vista de todos y sin embargo nadie vio nada. Ni yo misma que estaba a dos metros de las cosas.
Finalmente, ayer a la tarde, y gracias a que tenía el recibo de sueldo en la cartera, una señora de una fábrica de sandwiches que está a una cuadra del gimnasio encontró mis pertenencias y llamó por teléfono a la oficina para avisarme. Estaba todo menos las cosas de valor y algunas otras cosas que las mujeres llevamos en la cartera (hebillas para el pelo, brillo labial, anteojos de sol, etc.) Me sentí profundamente agradecida y feliz porque todavía hay gente buena y honesta en este país, que hace lo que corresponde. Muchos se hubiesen quedado con todo y ya.

Soy afortunada, lo se. Porque éste es  un país que en materia de seguridad es tierra de nadie, en el que los robos son moneda corriente y donde muchas veces te lastiman o te matan para quitarte lo que es tuyo.
Y yo me pregunto, ¿hasta cuándo vamos a tener que agradecer porque no nos quitan la vida cuando roban? ¿Cuándo vamos a tener gobernantes que se encarguen de meter presos a los delincuentes y cuidar a la gente honesta y trabajadora? ¿Hasta cuándo nos van a decir que la inseguridad es sólo una sensación?

Estoy harta de la decidia,  el cinismo y la ineptitud de los poderosos y por más que piense y piense, siempre llego a la misma conclusión. A los gobernantes y a los poderosos les conviene que haya inseguridad,para ellos es un negocio. Y es lamentable, porque en lugar de avanzar retrocedemos.

A uds, ¿les ha pasado algo similar alguna vez?

  1. Hola Co! antes q nada, muy linda la historia con G :) entraba a tu blog para comentartela y de repente me encuentro con un post nuevo. Lo debiste haber subido recien recien (estamos conectadas, pq yo tmb acabo de subir uno). Q bronca lo del robo che!! q impotencia dan esas situaciones. Gracias a Dios nunca me robaron, pero imagino lo q debes sentir. Y ese gimnasio no puede mirar para otro lado, ellos se tendrian q encargar de la seguridad, si vos estas pagando para ir! es ridiculo q entren chorros. Me enoje mucho con el gimnasio, no vayas mas! jaja Pero posta, estuvieron flojos. Menos mal q hay gente buena no? Que bueno q lo hayas recuperado. Ahora, estoy profundamente d acuerdo con q hay q renovar a TODOS los gobernantes de este pais. En mi opinion, empezando por la señora CFK que tanto daño le hizo en materia de seguridad y otras cuestiones sociales. En fin, tene mas cuidado con tus cosas la proxima. Lamentablemente hay q ser re precavido, pq en cualquier momento t pueden afanar algo. Un beso!

    pd: me rei mucho con tu comentario en mi blog jaja, genia.

  1. porque una maniobra de años permite que politicos de pocos escrupulos manejen una situacion que ya se torna insostenible. el gobierno central debe elaborar una politica de estado, el parlamento derogar todas las leyes que se oponen unas a otras y los jueces asumir su responsabliidad. y la sociedad asumir su responsabilidad en todos los casos de que el orden fracasa y somete a los ciudadanos al tormento de la inseguridad. nada de presos amontonados en carceles sin espacio , el convicto debe trabajar cumplir penas por los años de condena y no costar al estado, tiene que producir lo suficiente para mantener a su familia y a si mismo. nadi sale de la carcel hasta hasta que cumpla su condena pero los jueces garantistas hacen todo lo contrario me alegro que hayas pudido recuperar parte de lo que te an robado besos co carlos

  1. Hola Coo! tanto tiempoo...yo pasé por lo mismo en semana Santa. Cuando leas mi entrada lo verás. Primero escrachá al gimnasio poné el nombre y listo que sepan quienes son los inescrupulosos que permiten algo así. Y con respecto al gobierno y la inseguridad, lamentablemente creo que tenemos la batalla perdida, hay demasiado choripan, colchón y $100 de por medio como para lograr que esta argentina que tenemos cambie. El clientelismo permitirá que esta Buena Hija de su Madre vuelva a aganar y Dios sólo sabe lo que nos esperara por 4 años más.Mi sexto sentido me dice que nada bueno va a salir de eso, no soy muy positiva por lo tanto pienso que el daño no va a ser menor.
    Me encantó tu historia con G!!! segí relatandola. Besos grandessss

  1. Sole! Yo también me enoje con el gimnasio pero mal que me pese voy a tener que seguir yendo porque pagué todo el año! Maldición! Solo tendré que ser más precavida ahí también y no sólo en la calle.

    Carlos, estoy muy de acuerdo con vos!

    Lola! Ya me meteré a leer. QUe bronca que dan estas cosas, no? El gimnasio se llama BODYONE es una cadena de gimnasios que hay acá y al que concurren muchas chicas.
    Y si, con lo de CFK ni hablar. En este país tenemos toooodos los vicios juntos!

    Pronto seguiré contando la historia con G y luego la de F. Me había desanimado un poco porque solo cafecita hizo comentario al respecto y pensé, me parece que esto aburre!

    Besos a todos!

  1. El año pasado, justo en estas fechas, me robaron mi celular y mi billetera, cosa común también, sino fuera porque fué en mi salón de clases, en mi Instituto. Fué después de una charla que tuvimos todos los alumnos. Terminó y salimos al recreo, le acompa{e a un amigo y compañero a comprar algún bocadillo y como no quería nada, dejé mi plata y mi celular en mi cartera, pensando claro "quién me va a venir a robar ACÁ". Error garafal, terminó el recreo, y antes que comience la siguiente clase, se me ocurrió revisar mi cartera. No estaba mi celular, mi billetera con mi plata, documento, carnet de colectivo, del club... Rapidamente le dije a la profesora, pero como "no ocurrió en su clase, sino en el recreo" tampoco se quiso hacer cargo, y sólo se mimitó a advertirles al resto de mis compañeros que tengan cuidado con sus cosas...
    Pasó una semana y seguía sin novedades, aunque tampoco pensaba tenerlas: el celular ya estaba perdido, la plata también, mis cedulas y carntes tb... No me dolía del todo la plata porque era poca, lo que mas me afecto fué mi celular, tenía 5 meses nomás de uso, y además tenía las primeras fotos de mi pancita :( Cosa que ya no iba a recuperar. También mi carnet de estudiante del colectivo porque para volver a tramitarlo, tendría que esperar hasta el año que viene...
    Por suerte, una tarde, llamaron a casa: era de la biblioteca de mi instituto. Dijeron que una persona encontró en la calle mis carnets, y el documento y llevó todo a la radio del centro, cercana a mi instituto. Como vieron que estudiaba cerca, llevaron todo a la biblioteca y me llamaron para avisar que vaya a retirar mis cosas. ¡Menos mal pensé, al menos ALGO salvado. Pero me comí un garrón por todo eso.

    Ojalá la situación mejore, mi novio me dice "No podés confiar en nadie, si seguís asi te van a robar todo". Pero no quiero pensar así, no quiero vivir desconfiada, se que hay gente buena que vale la pena. Hay que tener mas cuidado nomas jajaja.

    Muy linda la historia con G, me emocioné :3 ¡Besos!

  1. PD: Ahora tengo una carterita divina, con todas mis cosas ahí, celular billetera, papeles importantes y no me la caso nipara ir al baño! Jajajja.

  1. Jajaja! Eve! Es así, uno piensa que en los lugares a los que concurre de manera habitual no le van a robar, porque conoce a la gente, y sin embargo siempre hay algun amigo de lo ajeno. Recuero que en la escuela me pasó varias veces que me robaran plata. Era alguno de mis compañeros y me indigna pensar eso! Si es gente que necesita y que tiene confianza, que me pida! Una pena las fotos de la panza, pero bueno...tenes que tratar de bajarlas siempre así no las perdes!

    Y está muy bien que tengas la carterita con vos siempre!

    Un besote!!!!

  1. realmente es indignante!!!!!!!!!!!
    por suerte, nunca he pasado por una situación parecida, pero es lamentable, que tengamos que estar atentos hasta en un lugar al que se supone vamos a distendernos. es ¡¡patetico!!
    así estamos-


    por otro lado, coqui linda, solo hay que esperar estoy segura que el amor esta esperándote para ser correspondido. tiempo al tiempo :) un beso enorme!!!!!!!!!!!

  1. La inseguridad no es patrimonio ya de ningún país o zona geográfica, ni siquiera de barrios más o menos marginales o peligrosos. La inseguridad y la delincuencia, azuzadas por la crisis, están en todas partes.

    A mí me atracaron alguna vez hace muchos años, cuando iba al colegio. Nunca me hicieron daño. Claro que nunca me resistí, tenía claro que no iba a morir por unas monedas. Ya de mayor, hace cosa de cinco años, justo antes de contratar el ADSL y conectarme a internet desde mi casa, acudía con frecuencia a un cybercafé próximo, donde por dos veces habilidosos carteristas me robaron cosas de los bolsillos de la americana. Afortunadamente nunca fue la billetera con el dinero y los carnés que me acostumbré a llevar en el bolsillo de la camisa, pero igualmente jode (con perdón) que te roben, aunque solo sea por la cara de tonto que se te queda.

    Igualmente, como dices, aún queda gente honrada en el mundo, y eso está bien, muy bien...

Publicar un comentario

¿Cuál es tu veredicto?